• Calle Moreto, 17, 28014 Madrid
  • 682 69 09 64
  • 918 97 19 67

Comer sano no solo está de moda sino que es necesario para cualquier persona y hoy en día hay todo un universo de propuestas con las que comer de una forma equilibrada, original y sobre todo… ¡deliciosa! ¿Has probado los noodles de calabacín? Si tu respuesta es negativa, te invitamos a que sigas leyendo porque seguramente te sorprenderás

Cómo preparar los noodles de calabacín

Además de los propios calabacines e ingredientes que quieras utilizar para la receta, necesitarás el dispositivo para poder cortarlos adecuadamente. En este caso, podrás usar un pelador rallador, que es como si fuera un pelador de patatas. También puedes hacerlo con un rayador de queso de los grandes o con alguno de los muchos gadgets de cocina que se pueden encontrar en grandes superficies y tiendas especializadas.
Una vez se tengan los noodles, podemos pensar qué podemos hacer para prepararlos. Obviamente, el calabacín sólo es muy aburrido y no sabría demasiado bien, por tanto… ¿por qué no dar un poco de alegría a este alimento?
Antes de todo, hay que decir que estos noodles no son como el trigo a la hora de cocer dado que solamente se necesitan cinco minutos para que estén estupendos. En cambio, la pasta de trigo necesita entre 7 y 9 minutos para que esté al dente y entre 10 y 12 minutos para que estén cocidos completamente, aunque todo depende de las marcas.
La cocción se hace igual que con la pasta de trigo, a excepción de que no se le echa sal al agua sino que la sal se les echa cuando están cocidos. Si se les echa sal cuando están cociendo, el calabacín quedará demasiado blando y si se cuece demasiado puede deshacerse y quedar todo hecho una pasta. No olvides que al agua se le pueden echar un par de cucharadas de aceite de oliva para que queden mejor los noodles de calabacín.
Una de las ventajas de este plato es que el calabacín puede combinar a la perfección con muchas de las salsas de pasta, mucho mejor si son naturales. Una buena idea es hacer una especie de pisto o incluso una salsa con base de nata y un poco de nuez moscada, que le dará un sabor estupendo.
Si lo que prefieres es algo menos calórico para la salsa puedes hacerla con leche desnatada y disolver un par de cucharadas de queso de untar light, acompañándolo todo de las hierbas para condimentar que más te gusten, en este caso tú eliges.
Para finalizar, recuerda que la zona más próxima a las semillas no sirve para hacer los noodles porque cuando se cocina se queda mustia y se deshace, consiguiendo estropear la textura del plato. Pero por lo demás no habría ningún problema en hacer cualquier elaboración con noodles de calabacín como ingrediente principal.
¿Te animas a probar la versión Moreto Green de noodles de calabacín con piñones y pesto rojo de tomate y albahaca?

Te esperamos 🙂

Cocina saludable - Healtly food - Veggie - Moreto Green - Madrid - España

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *