• Calle Moreto, 17, 28014 Madrid
  • 682 69 09 64
  • 918 97 19 67

Estamos en un momento en el que el mundo de la gastronomía cambia de la noche a la mañana, pero no nos referimos a las recetas ni formas de elaborar los platos sino a las tendencias de consumo que tienen las personas. La cuarta comida, ¿sabes lo que es? Es una de las tendencias que ha cogido carrerilla durante el presente 2017 y que el próximo año será una parte más de la dieta diaria de muchas personas en todo el mundo.
Debido al ritmo de vida que llevamos y a que apenas tenemos tiempo de hacer muchas cosas, los hábitos alimentarios han ido cambiando con el paso del tiempo y no todo el mundo puede dedicar el tiempo suficiente como para pararse una hora a hacer la comida y otra media hora para disfrutarla.
Las pausas parece que ya no tienen cabida en nuestro día a día y los tiempos empleados para la comida se han visto reducidos considerablemente. A raíz de esto, ha nacido lo que se conoce como la cuarta comida.

¿Qué es la cuarta comida?

Podríamos referirnos a la cuarta comida como un pequeño snack que se come antes o después de practicar deporte o a media mañana, por ejemplo. Hoy en día, las personas que viven en grandes ciudades prefieren hacer más comidas al día, pero en pequeñas cantidades, esto es algo que posiblemente ya estés haciendo en tu día a día o quizá conozcas a algún compañero del trabajo que lo haga.
Barritas de cereales, galletas de arroz, brochetas de queso de cabra y tomate, una tostada de pan integral con queso blanco y mermelada light, una pequeña tapenade o una tortilla francesa de champiñones pueden ser una cuarta comida, tranquilamente.
Aunque muchas personas lo llaman así, al otro lado del charco se conoce como brunch y aunque no se utiliza tanto como en Estados Unidos, por ejemplo, ya está comenzando a oírse cada vez más en nuestro país.
Brunch es la combinación de dos palabras breakfast (desayuno) y lunch (almuerzo) Por ello, cuando hablamos de brunch hablamos de la pequeña comida que se hace entre el desayuno y la comida. Lo que algunos consideran como el tiempo para un tentempié, “segundo desayuno”, desayuno tardío, comida temprana, etc.
Sus orígenes no son precisamente actuales sino que esta tendencia nació allá por 1800 entre la clase alta británica. Los domingos era un día en el que se daba descanso a la servidumbre y muchas familias optaban por prepararse un buffet en el que se incluían diferentes platos entre los que estaban el desayuno y la comida. De esta forma, los asistentes podrían servirse en cualquier momento del día.
Y tú… ¿eres de los que practica la cuarta comida?

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *